Diseña Sader estrategia para fortalecer esquemas sanitarios acuícolas

La Jornada

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) diseñó una estrategia con los Organismos Auxiliares de Sanidad Acuícola del país para fortalecer sus esquemas sanitarios y de inocuidad con el objetivo de que los productores acuícolas y pesqueros eleven su productividad y competitividad y con ello accedan a mejores mercados.

En un comunicado, informó que funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) se reunieron con presidentes y gerentes de los 28 Comités Estatales de Sanidad Acuícola del país con el fin de elaborar un diagnóstico sobre los principales retos sanitarios del sector y encontrar soluciones a corto, mediano y largo plazo.

Durante el encuentro, coincidieron en la necesidad de establecer un Programa Nacional de Capacitación, en el que converjan productores, médicos veterinarios, biólogos, técnicos de laboratorio y directivos de los Comités, a fin de homologar técnicas para minimizar los riesgos de entrada y dispersión de plagas y enfermedades.

Los productores acuícolas, representantes de las nueve mil 230 granjas registradas ante la Sader, explicaron que en su actividad es relevante considerar responsablemente los riesgos de dispersión de enfermedades, ya que la mayoría de las unidades de producción comparten los cuerpos de agua con cuencas y microcuencas de las regiones.

Por ello, propusieron crear equipos técnicos colegiados para la coordinación de actividades operativas por especie, microcuenca y entidad federativa, con la participación de los Comités de las regiones.

En su participación, el director general de Salud Animal del Senasica, Juan Gay Gutiérrez, subrayó que la acuicultura es parte estratégica de la medicina veterinaria y en la actualidad existe un auge de profesionales que se especializan en ella, derivado del crecimiento que ha mostrado el sector en los últimos años.

El director de Sanidad Acuícola y Pesquera del Senasica, Mauricio Flores Villasuso, destacó que la Sader tiene el propósito de que los productores, principalmente los pequeños, eleven su calidad de vida y la mejor manera de hacerlo -dijo- es incrementar sus estándares sanitarios y de inocuidad, para que sus productos se comercialicen en más y mejores mercados.

México ocupa el lugar 17 en la producción pesquera y acuícola en el mundo, con una producción promedio de más de dos millones de toneladas anuales. Es el tercer productor de pulpo, séptimo en sardina y camarón y noveno en tilapia y langosta.

En esta actividad participan alrededor de 56 mil personas, que operan las nueve mil 230 granjas registradas ante Sader, y que generan un valor comercial de 40 mil millones de pesos.

Las granjas acuícolas en su mayoría producen: tilapia, trucha, camarón, ostión, carpa, bagre, entre otros, y el sector representa el 19 por ciento de la producción de pescados y mariscos en México.