Llegó el día para la Ruiz-Joshua ll

Seis meses después de “reventar” el mundo del boxeo con una inesperada victoria por nocaut ante Anthony Joshua, el mexicano Andy Ruiz hizo lo propio con la báscula el día previo a la revancha.

La estrategia de llegar ligero a Arabia Saudita se desvaneció… o quizá nunca existió. Durante semanas se especuló que Ruiz llegaría con menos peso a la pelea en la Diriyah Arena, pero en la ceremonia de pesaje se disiparon todas las dudas.

El tricolor subió a la báscula para dar 283.7 libras -128.6 kilogramos-, mientras que el británico Anthony Joshua dio 237 libras -107.5 kilogramos- , lo que significa una diferencia de 46.7 libras -21.1 kg- entre ambos peleadores respecto a la batalla que tuvieron el 1 de junio en el Madison Square Garden de Nueva York. .

En aquel combate, Ruiz pesó 268 libras -121.5 kg-, mientras que el británico, entonces campeón, registró 247.8 librar -112.4 kg-, lo que hacía al mexicano 20.2 libras -9.1 kg-.

La pregunta es si el inusitado incremento de peso es parte de la estrategia del nacional o se debió a una mala planeación en el entrenamiento, algo que se definirá esta tarde, cuando enfrente ante 15 mil aficionados al británico, que llega con hambre de revancha.

Ruiz registró su mayor tonelaje en 10 años, mientras que el inglés mostró un físico trabajado y listo para el combate.

El nacido en California llegó al pesaje con su sombrero de charro y una sonrisa que le duro todo el evento, incluso durante el cara a cara, donde también se hizo evidente la diferencia de estaturas.

Pese a las miradas fulminantes, no hubo amenazas ni empujones, al contrario, al final ambos púgiles se dieron la mano como buenos deportistas.

Cancha