Registran 37 ataques y cero propuestas de fondo en último debate presidencial

Virgilio Sánchez/RIOaxaca

Oaxaca de Juárez. El tercer y último debate de los candidatos a la Presidencia de la República organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) concluyó sin detalle en las propuestas y con acusaciones mutuas de corrupción.

De acuerdo con el conteo realizado por la plataforma #Verificado2018, los cuatro aspirantes no profundizaron en ningunas de sus promesas.

En cambio, contabilizó 37 ataques entre los candidatos, dominaron Ricardo Anaya y José Antonio Meade, abanderados de las coaliciones Frente por México y Todos por México; con 11 cada uno. Jaime Rodríguez “El Bronco” lanzó 8 ataques, y 7 Andrés Manuel López Obrador.

Los tres principales aspirantes se señalaron de estar involucrados en casos de corrupción como Odebrecht, lavado de dinero y desvíos de recursos públicos.

Meade destacó que Anaya es el único candidato que está indiciado, por sus presuntos actos de lavado de dinero.

En respuesta, el ex líder del PAN aseguró que se trata de guerra sucia en su contra organizada por el Presidente Enrique Peña Nieto y José Antonio Meade.

Afirmó que el candidato priista está involucrado en la trama de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht, lo cual, dijo, está demostrado en documentos firmados por éste.

En tanto, el aspirante de la alianza PRI-PVEM-Panal afirnó que López Obrador está ligado a este caso a través de la familia Jiménez Espriú, que es socia de la la empresa brasileña.

En tanto, el candidato de Morena-PES-PT reiteró que Meade y Anaya representan a la mafia en el poder, que ha saqueado a país en los últimos años.

En dos ocasiones, López Obrador y Ricardo Anaya se enfrascaron en una discusión, primero, tras la acusación del panista respecto a supuestos contratos asignados al ingeniero José María Rioboó por 170 millones de pesos.

Más tarde, cuando López Obrador acusó a Anaya de pactar con el Presidente Enrique Peña Nieto.