La procuración de justicia se pervirtió en el sexenio de Cué, acusa Manuel Silva

Ignacio Martínez Platas/RIOaxaca.

Oaxaca de Juárez. Al otorgar un voto de confianza al Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos Méndez, el Presidente del Consejo Estatal de Participación Ciudadana, acusó que la procuración de justicia se pervirtió en el pasado sexenio y solo sirvió como instrumento de venganza contra los adversarios políticos del régimen gabinista y proteger actos de corrupción.

El presidente de ese organismo ciudadano, Manuel Silva Sumano, celebró la designación de Vasconcelos Méndez, al reconocer su profesionalismo y por reunir el perfil por su preparación académica y experiencia en el nuevo Sistema de Justicia Oral Adversarial y por su probada rectitud y honradez profesional.

El profesional del Derecho, sostuvo que el Fiscal General reúne todos los elementos para fortalecer la procuración de justicia en el estado, la cual quedó seriamente lastimada al ser utilizada solamente para proteger actos de corrupción de los colaboradores, amigos y familiares del ex –gobernador Gabino Cué Monteagudo, que saquearon y endeudaron a Oaxaca.

Añadió, que uno de los principales retos del Fiscal General y de toda la actual administración, es la de castigar a los saqueadores del erario público, que desaparecieron el llamado “presupuesto histórico”, considerado más alto que el otorgado al estado de Puebla.

Explicó que en el año 2015 y 2016, el estado de Oaxaca recibió 83 mil millones de pesos y 85, 500 millones de pesos respectivamente, mientras que al estado de Puebla en los mismos años se le aprobaron, 69,400 millones de pesos y 71,620 millones de pesos, ignorándose donde y en que se aplicaron porque no hay obras visibles que justifiquen esos recursos.

Silva Sumano, señaló que el fenómeno de la corrupción ha invadido a los Municipios, ya que según la Auditoria Superior del Estado, (ASE), existe un quebrantó de cinco mil millones de pesos por parte de las autoridades municipales y a pesar de ello, el órgano auditor, se encuentra imposibilitada para obligar a las autoridades a resarcir y sancionar a los infractores.

Lo anterior, por el vacío legal que existe en las funciones de la ASE, por lo que será un gran reto, no solo del nuevo fiscal General del Estado, sino también para los diputados que deberán enmendar esas lagunas legales, por donde escurre la corrupción.

Preciso que el actual Gobierno de Alejandro Murat, no debe tolerar la impunidad, por lo que debe ir en contra de los saqueadores de Oaxaca, y por ello, le debe otorgar mayor presupuesto y total autonomía a la Fiscalía General, para que el nuevo titular rediseñe la estructura de la dependencia con personal más y mejor capacitado.

Con todo ello, agregó, se le puede dar respuesta a la sociedad que demanda una mejor y mayor profesionalismo en la Procuración de Justicia y castigar a los culpables del robo que sufrió el erario del estado, porque no es posible que según lo dijo el propio gobernador, “que recibió un estado colapsado económicamente”, y los culpables gozan de una total impunidad.