Se avizora tensa semana en Oaxaca por conflicto magisterio-gobiernos

0
58

Por Rodrigo Islas Brito

Después de la detención y encarcelamiento este fin de semana por parte del gobierno federal, de sus dos dirigentes principales y más representativos en los últimos años, el secretario general RubénNúñez Ginez y el secretario de organización Francisco Villalobos, suscitándose en consecuencia una confrontación del magisterio con la policía estatal por un desalojo en el IEEPO a base de gases lacrimógenos que a su vez devino, como medida a un posible desalojo del plantón del zócalo en la instalación de barricadas en el Centro Histórico como no se veía en Oaxaca desde el 2006;  la Sección 22 se declara movilizada en su propósito por forzar al gobierno federal a instalar por fin una mesa de diálogo para una negociación de las políticas laborales dictadas por la Reforma Educativa.

Desde ayer domingo en conferencia de prensa, que contó con la participación de YeidckolPolenski, representante del partido político MORENA (cuyos votos magisteriales colocaron como tercera fuerza política del estado) un grupo de maestros manifestó su exigencia sobre la pronta liberación de Ginez y Villalobos, a quienes el gobierno federal imputa cargos de lavado de dinero hacia el mismo sindicato de más de 132 millones de pesos.

Los maestros anunciaron una semana de movilizaciones que efectivamente dio inició hoy lunes con bloqueo de carreteras federales en todo el estado, dando cuenta algunos reportes de una tensa situación suscitada en las cercanías del aeropuerto internacional de Oaxaca, que derivó en un connato de confrontación entre mentores y entre fuerzas policíacas, con alrededor de 18 vehículos de la policía estatal haciendo acto de presencia en el crucero que delimita el lugar.

En la citada conferencia de ayer los maestros anunciaron  que  habrá volanteo y brigada de información en plazas públicas, en la ciudad de México se realizará una valla humana en “defensa de la educación pública y la estabilidad laboral contra la represión del Estado para exigir la mesa de diálogo con el gobierno federal”.

El miércoles 15 de junio se anuncia que seguirán los bloqueos, adicionándose  mítines en empresas trasnacionales. Con la realización el viernes de una megamarcha con comitivas de todos los estados componentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en el antiguo Distrito Federal, con la ruta del Ángel de la Independencia al Zócalo como escenario.

Maestros oaxaqueños consultados respecto a todo lo narrado, establecieron que efectivamente “se espera una semana difícil”.

Ala pregunta de porque en estos momentos los maestros no nombran un nuevo dirigente tras el arresto y encarcelamiento de Núñez en una cárcel de máxima seguridad, los maestros consultados fueron claros

“Sería demasiado prematuro dar a conocer nuevas caras. Que le cueste al gobierno saber quiénes son”.

Los profesores que accedieron a dar su punto de vista bajo compromiso de guardar su identidad, comentaron que la convocatoria masiva de movilización va para las ocho regiones del estado, que ya no será de forma representativa como se veníaconvocando

Los maestros compartieron que la idea que mueve a esta jugada es porque con esta masividad, y tras los arrestos de Núñez y Villalobos, ahora no existe una cabeza visible en el movimiento, con lo cual los cuerpos policiacos estatales y  federales (estos últimos con cuatro mil efectivos ya desplazados en Oaxaca) ya no tendrán a quien detener en específico, pues ahora los cabecillas serántodos, y para despedir oarrestar  a todos los maestros, el gobierno estatal y federal  la va a tener imposible.

Sobre esto cabe señalar que según versiones periodísticas existen ya más de una treintena de órdenes de aprehensión pendientes contra maestros miembros del sindicato magisterial oaxaqueño.

Los maestros aseguran que muchos de sus compañeros y colegas y hasta ellos mismos, ya están dispuestos a “enfrentar lo que venga”.

“Puede que haya temor, pero lo que más empieza a haber es coraje. El gobierno federal está con su reforma laboral- educativa en planes de fácil despedir a unos ochocientos mil maestros a nivel nacional, según cálculos de la misma coordinadora Simplemente no va a poder hacer eso sin terminar de incendiar el país en el camino”.

¿Creen que la confrontación e incendiar la pradera sea la única respuesta?, se les pregunta

“Pues no, claro que no. Se ha estado llamando al gobierno a una mesa de negociación, pero ellos ya dejaron claro que de su macho no se van a bajar”.

Los maestros aseguran que ni ellos ni nadie quieren volver a un escenario cercano a  la Oaxaca del 2006, pero que todo dependerá de cómo se vayan dando las cosas.

Respecto al arresto especifico de Francisco Villalobos, se les comenta a los mentores que muchos maestros lo calificaban abiertamente de haber vendido el movimiento, del que hablaban incluso de que debía ir a la cárcel por malos manejos y compra  de voluntades que hacia el interior del sindicato realizó (como lo hizo ver una grabación donde Villalobos pedía a una persona que le trajera a la asamblea magisterial 320 mil pesos existentes en su caja fuerte personal)  y cuyo arresto sirvió como pretexto para la confrontación que el magisterio mantuvo con policías estatales el pasado sábado.

¿No es una incongruencia el irse a una confrontación contra la policía en nombre de alguien a quien la misma asamblea magisterial hizo a un lado hace unos meses de la dirigencia, y hasta hablaban de que lo querían ver tras las rejas?

“Primero no fuimos nosotros los que nos fuimos a confrontar con nadie. Segundo, sabemos quién es Chico Pelón, un traidor. Pero de lo que hay que acordarse aquí es si cae uno, caemos todos”.

Por lo pronto, con el día de mañana 14 de junio celebrándose los diez años del desalojo al plantón magisterial que inició el fuego social de la Oaxaca del 2006, por lo menos dos montones de llantas para ser utilizadas en barricadas se pueden ver exhibidas en el nuevo plantón magisterial, como un recuerdo del olor a caucho quemado  que seguramente casi nadie en Oaxaca quiere volver a experimentar.