¿Comedia o cuento de terror?: la lucha por la gubernatura

0
73

Por Adelaido Santos

Patético, es el término justo para describir el inicio de la batalla por la gubernatura 2015. Entre la “inocentada” de Eviel con sus encuestas de hace un año; el video de bravucón de Estefan Garfias; las posadas de Alejandro Murat; el enésimo destape de Benjamín Robles; el pedido a los Santos Reyes de Martínez Neri y la ausencia in-explicable de Salomón Jara.

Los tiempos se acortan. Para la jornada electoral faltan poco más de cinco meses. Y aún no hay nada para nadie, ni siquiera en los partidos. La jugada de Alejandro Murat –“magistral” dijeron algunos barberos con un IQ demasiado pobre, visto está— aceleró los tiempos en el PRI, pero aún no define nada. Eso sí, obligó a mostrar cartas: Héctor Pablo Ramírez, vio que no tendría posibilidades y prefirió negociar con los otros aspirantes y continuar con su bequita para seguir ordeñando el erario, perdón a las miles de vacas que dan leche para LICONSA. Murat dice que su carrera a la gubernatura es sin su padre, pero va de la mano del equipo de éste, con una hora de impresentables encabezados por Alejandro Avilés; así, ¿quién le va a creer el cuento de que no es la mano del exgobernador la que mece la cuna? Tan es así, que apuesta al ius sanguini, derecho de sangre, para brincar el hecho de que no cumple con el requisito de residencia. Pierde de vista que esa exigencia fue puesta para garantizar que el gobernante conozca la entidad que pretende gobernar, cosa que no cumple tampoco el cachorro muratista. Eso sí, está visto que es tan hábil para los negocios que su padre, así que ya estará listo para hipotecar el estado, si llegara.

Eviel Pérez Magaña acusó el golpe, pero fue errático al responder. Primero anunció que no pediría licencia pues no está obligado legalmente a ella; al día siguiente de sus declaraciones solicitó su licencia al Senado de la República. Luego empezó a filtrar encuestas que lo mostraban como puntero. Engallado con lo que mostraban esos estudios de opinión, publicó en un desplegado un ejercicio realizado por Parametría que lo mostraban como el aspirante mejor posicionado. Pero como balde de agua fría le cayó la respuesta inmediata de la empresa de estudios de opinión, que admitía haber realizado en el ejercicio ¡¡pero en agosto de 2014!! Hace un año y cuatro meses. Así el cuenqueño se ahora solo. El dos veces derrotado, ahora es conocido como el ganador de encuestas, perdedor de elecciones. Los traspiés que ha dado lo alejan de su sueño dorado. Pero el ulisismo se resiste a dejar la plaza; y no tienen una segunda carta. Así que con Eviel se juegan el todo por el todo. Si no queda, ya lo anunciaron “si las circunstancias no nos favorecen, por aquí estaremos”, dijo la “Titis” Rodríguez a Benjamín Robles.

El choque de trenes es inminente. Ninguno de los exgobernadores tiene un as bajo la manga. Y si los cálculos de ruptura son muy fuertes el PRI puede apostar por un tercero en discordia. Por eso se mantienen en la brega Mariana Benitez y Samuel Gurrión e intempestivamente hasta Alfonso Gómez Sandoval, quien deja la Secretaría General de Gobierno y sin rubor señala que en Oaxaca sólo dejó “300 conflictos sin resolver”. El cinismo a todo lo que da; todo sea para no vivir en el error de estar fuera del presupuesto. Saben que sus probabilidades son remotas, pero que pueden negociar algún premio de consolación.

En la alianza las cosas no están mejor. El PAN quiere vender caro su amor, pero no tiene con qué, ni bases sociales, ni votos que ofertar. Por eso Juan Mendoza siente que se le va el negocio de las manos e hizo una jugada para evitarlo: coquetear con Benjamín Robles. Los escarceos le brindaron dividendos rápidos. El equipo gobernante lo mandó llamar rápidamente y ya se tomó la foto por el gallo de éstos José Antonio Estefan Garfias  a quien dijo “ojalá seas el candidato de la coalición”.

Pero Pepe Toño no las trae consigo. De nada le ha servido la experiencia política que dice tener. Sus “estrategas” le recomendaron subirse al ring y lo hizo en un patético video, lanzando bravuconadas contra Robles Montoya –sin nombrarlo—. Un mensaje que se ha interpretado como de desesperación. Dice que tiene asegurado$$ los apoyos de las principales tribus perredistas y la bendición de los socios capitalistas que mal gobiernan Oaxaca, pero aún éstas no lo ven como un negocio seguro para los años que vienen y su candidatura se tambalea. Y no da una. Ante la lamentable tragedia del accidente en que murieron 14 niños de Tehuantepec, en su página de FB, Estefan publicó sus condolencias cerrando el mensaje con “Pongo a disposición de las familias el correo de gestion.pepetono@gmail.com y el teléfono 9511464933 para estar en comunicación para cualquier tipo de apoyo que requieran”. O sea, si quieren apoyo que se comuniquen. Inhumano el lucro político de un hecho tan Pongo a disposición de las familias el correo de gestion.pepetono@gmail.com y el teléfono 9511464933 para estar en comunicación para cualquier tipo de apoyo que requieranlamentable; y pésima como estrategia política dejar correo y teléfono. ¿Quiénes serán sus asesores?

En el otro frente, Benjamín Robles publica un día sí y otro también que va al frente de todas las encuestas habidas y por haber. Que gana de todas todas, no importa el partido que lo arrope o incluso si va sólo. Y sigue así, solo, sin partido, pues no termina de convencer a los dueños de las franquicias de ser una inversión rentable. O más bien ha logrado unir a toda la clase política, pero en su contra. Así el candidato “más popular y querido” –según sus encuestas— tiene todo para ganar, menos un partido que lo postule…

De los otros suspirante poco que decir. Eufrosina quiere espantar con el petate del muerto. Se reúne con “El Bronco” gobernador de Nuevo León y dice que si nadie la postula también va como independiente… Tal vez ahora si saque más de los 20 votos que obtuvo en Guiegolani, donde perdió pero vendió el discurso de que no la dejaron participar. Y el empresario Gutiérrez Candiani, quien aunque sea para no quedar como el Tío Lolo, tiene que hacer foritos regionales, ya vendrá tiempo de reconocer que no tiene posibilidades; al tiempo …

Y no hay más. De estos personajes saldrá el próximo gobernador de Oaxaca. Ya la comedia oaxaqueña se está convirtiendo en cuento de terror.