Inicia último año del Congreso local en medio de acusaciones

En medio de amenazas, gritos y pintas en las paredes del Congreso del Estado se llevó a cabo la elección y toma de protesta del presidente, vicepresidente y ocho secretarios que fungirán como integrantes de la Mesa Directiva, durante el tercer año de ejercicio constitucional de la sexagésima segunda Legislatura.

En sesión correspondiente al cuarto periodo extraordinario de sesiones se eligió por una votación que contempló al total de diputadas y diputados de la actual legislatura, al legislador priísta Adolfo Toledo Infanzón como presidente de la Mesa directiva, con una votación de 28 votos, quien sustituirá en el cargo a la diputada panista Leslie Jiménez Valencia.

El perredista Anselmo Ortiz fue elegido vicepresidente, como secretarios A fueron constituidos el panista Gerardo García Henestroza, el priísta Demetrio Bohórquez, el legislador del Partido Unidad Popular, Santiago Sandoval y el diputado independiente Jefté Méndez.

Como secretarios B fueron elegidos los diputado Alejandro Martínez, del PAN, Rosalía Palma , del PRI, Vilma Martínez, del PRD , y Carlos Alberto Vera Vidal, del Partido Verde Ecologista, quien repite en esta asignación.

Los problemas empezaron  cuando diputados como el del Partido Social Demócrata, Manuel Pérez Morales , y la perredista Juanita Cruz Cruz aseguraron que había una irregularidad en nombrar ocho secretarios para la mesa directiva, cuando por reglamento del Congreso este número tenía que limitarse a seis.

El legislador perredista incluso declaró durante la votación legislativa para el nombramiento de la nueva mesa directiva, que todo el proceso sería impugnado.

Desatando el enojo de algunos legisladores priístas, de los cuales el más furibundo resulto ser como siempre, Fredy Gil Pineda Gopar, quién enfocó la mayor parte de su furia contra de su algunas veces aliado, Manuel Pérez Morales.

Fredy le aventó una bola de papel, amenazando en pleno recinto legislativo y desde su curul al legislador zaachileño con golpearlo, por considerar que  este siempre anda de quejoso.

Mientras tanto afuera del recinto, con una kilométrica bandera mexicana ondeando en lo alto, un grupo de individuos, que se presumen están a las órdenes de Gil Pineda y bajo la nula intervención del cuerpo de seguridad interno del Congreso, grafiteaban las paredes exteriores del salón de sesiones.

“Ratas del Congreso”, “Auditoria a Félix Serrano y Jesús López”, “$$$$$”, “Ratas Anselmo y Chuchofalp” , fueron solo algunas de las pintas que quedaron registradas en paredes y cristales de la Cámara de diputados. Pintas y letreros que personal legislativo  se aprestó a borrar y sepultar en pintura con la mayor rapidez posible.

Las pintas hacían alusión a los señalamientos de mal manejo de los fondos del Congreso  que se han vertido sobre la anterior presidencia de la Junta de Coordinación Política (JCP), a cargo durante todo este 2015 de los diputados perredistas Anselmo Ortiz, Félix Serrano Toledo (hoy militante de MORENA)  y Jesús López Rodríguez.

Con la panista Natividad Díaz como nueva presidenta  de la JCP, se ha dado inició el último año de funciones de la sexagésima segunda legislatura local.