Pérgola y los relatos de una ciudad que pervive en una psicosis centenaria

Víctor Vázquez Quintas lanza su Editorial Pérgola con Historias y leyendas oaxaqueñas, de Andrés Portillo. Selección del apéndice del libro Historia y estadística, Oaxaca en el centenario de la Independencia, publicado por primera vez en 1910.

“Aquel es un libro de ediciones facsímiles, inconseguibles y muy caras. Este es un texto histórico muy ameno, que habla del Oaxaca colonial  hasta los tiempos anteriores al siglo veinte”.

El autor de POV, novela porno-revolucionaria- del desencanto, comenta que su visión sobre Pérgola  se traduce a rescatar libros de la bibliografía oaxaqueña que están descatalogados, y que solo  conocen los especialistas.

“Como escritor y novelista, siempre había tenido  una inclinación en  querer editar un libro, en tener una editorial”.

Cuenta Quintas, quien después de algunos intentos fallidos por realizar su sueño, decidió empezar desde cero con la edición del libro que hoy lo ocupa, desde el programa informático de la edición hasta corregir las erratas que ya traía la edición original y que decidió no dejar igual.  

“Es mi gusto por la literatura por un lado, y por  el otro el tener una fuente de ingreso. Poder construir un proyecto editorial que hable de y desde Oaxaca”.

“No circunscrito a libros antiguos, sino también abarcando narrativa , libros de arte , de ciencias sociales y periodismo”.

Quintas resume que uno se mete a editar un libro básicamente porque crees que hay ciertos libros que la gente debería de conocer.

“Estoy a favor de los libros electrónicos, pero el libro impreso como objeto sigue siendo de un gran gusto”.

“Probablemente hubiera sido más redituable haber invertido mis pocos ahorros en otro tipo de negocio que una editorial, pero  la apuesta es trabajar en algo que me apasione”.

Quintas destaca que actualmente existe una explosión de editoriales oaxaqueñas con propuestas.

“1450, Astromelia , Editorial Pharus, son proyectos que ya tienen una o dos publicaciones . Ganas por imprimir, por buscar lectores”.

El nombre de Pérgola  para su editorial vino a Víctor por ese lugar en la casa de sus padres donde se iba a leer y  a estar solo.

Además de que también  es una metáfora, aludiendo a una especie de construcción que sirve para sostener una planta.

 Historia y leyendas oaxaqueñas se puede encontrar en las librerías Grañen Porrua , Amate Books y Proveedora Escolar.

Además Quintas declara estar a la búsqueda de lecturas de barrio, pues el nuevo libro habla de lugares poco conocidos de la ciudad de Oaxaca, de leyendas, de amantes desdichados , de delincuentes, de asesinos.

Resultando inevitablemente un reflejo de la Oaxaca actual, de una ciudad que pervive en sus peculiaridades.

De su autor, Andrés Portillo, Quintas cuenta que en su tiempo fue personaje interesante, un benefactor que abrió un oficio para pobres.

De las 27 historias tenebrosas, chuscas  y divertidas del libro, el novelista y ahora editor recomienda Licenciado Triquiñuela.

 “Debería de leerlo todo funcionario público que quiera transar, para ver lo que le puede pasar”.

Quintas cuenta que otro de los relatos habla sobre una casa notable donde a Francisco Picaluga recibió las monedas por las que traicionó al caudillo independentista Vicente Guerrero.

“O también la historia de un zapatero que cuando se entera que todos los soldados insurgentes han sido excomulgados, se decide a matar a todo insurgente que cae en su zapatería”.

Lo dicho, Oaxaca es una ciudad que pervive en sus peculiaridades.