Participa CECYTEO en taller de “Divertiquímica” impartido por el COCYT

Más de 30 docentes del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Oaxaca (CECyTEO) participan en el taller “Divertiquímica” impartido por el Consejo Oaxaqueño de Ciencia y Tecnología (COCyT), que tiene el objetivo de mejorar la transmisión de conocimientos científicos y tecnológicos a los estudiantes, así como el uso de material didáctico propositivo y de vanguardia en este campo.

Los directores generales del CECyTEO, Dr. Víctor Raúl Martínez Vásquez y del COCYT, Alberto Sánchez López, inauguraron esta actividad donde también participaron docentes de educación secundaria a quienes junto con el personal del CECyTEO, se les entregarán kits de material didáctico “Divertiquímica”.

El taller es impartido por el Mtro. Marciano A. Santiago Zúñiga, destacado docente oaxaqueño, Jefe de Enseñanza de Ciencia Naturales de la Mesa Técnica en la región del Istmo de Escuelas Secundarias Generales del IEEPO, quién en su búsqueda por incentivar el interés de los niños en el estudio de la química, creó el juego didáctico “Divertiquímica”.

Este material tiene el propósito de facilitar el proceso enseñanza-aprendizaje para la lectura y escritura de fórmulas químicas inorgánicas, y de este modo mejorar el rendimiento académico de los jóvenes, incentivando el acercamiento a esta ciencia.

Con este juego didáctico, los alumnos tienen la posibilidad de aprender símbolos químicos, leer y escribir fórmulas químicas inorgánicas de cuatro funciones (óxidos básicos o metálicos, hidróxidos o bases, sales y ácidos) de manera divertida a través de cuatro juegos de mesa.

A través de estas herramientas se permite generar el interés suficiente para que los maestros, de manera cotidiana, incluyan en su planeación el uso de los recursos didácticos que encuentren a su alcance, en el medio donde desarrollan su labor educativa; buscar, además, la forma de aplicarlos en el aula para conseguir elevar, en forma significativa, el nivel del rendimiento académico de sus estudiantes, en particular en la materia de química.

A sí también, permite favorecer el eje afectivo-social a través de la cooperación en el trabajo por equipos, al compartir materiales, puntos de vista, así como el respeto a las reglas del juego, con lo que a su vez provoca en los estudiantes el interés por conocer esta asignatura.

Esta importante iniciativa ha sido apoyada por el IEEPO y retomada por el COCyT, para ayudar a crear una cultura científica en el estado