Defraudados obligarán a la CNBV a corregir el daño causado

El Frente Único de Ahorradores Defraudados de Oaxaca (FUADO), dará ultimátum al Gobierno de Enrique Peña Nieto para que centre su atención en los fraudes que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) sigue permitiendo por parte de cooperativas financieras que al día de hoy afectan a más de 300 mil familias a nivel nacional.

En este sentido, Mario Enrique Herrera Carrasco líder del FUADO, comentó que el próximo día 31 de enero se vence el plazo para que las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo soliciten su registro al Padrón Nacional, como también el 31 de marzo los empresarios cooperativistas pueden obtener su autorización para poder operar de manera acreditada.

Comentó que por una parte, ninguna de las cooperativas que captan ilícitamente recursos se han acercado voluntariamente para registrarse, “obviamente porque el negocio se les terminará y por la otra, las que se han registrado con toda oportunidad, han encontrado trabas para obtener su certificación”.

El FUADO, que agremia a más de 41,000 ahorradores defraudados del Estado, dijo Herrera Carrasco pondrá fin a los fraudes y no permitirá más burlas por parte de la CNBV, por lo que llevará una serie de acciones tendientes a buscar el pago del 100% de ahorros robados por las 81 Cooperativas Apócrifas en Oaxaca.

En este sentido el FUADO pone un ultimátum, que de no lograrse un convenio de arreglo general, moverá a su gente para apostarse en la ciudad de México, en las oficinas de la CNBV.

“Solo así es como entienden las Autoridades”, afirmó Mario Herrera, quien indicó que no comulgan con la violencia ni afectación a terceros, pero ante la desesperación que el Ejecutivo Federal no mueva un dedo, nos vemos en la necesidad de tomar las oficinas de la CNBV donde se encuentra FIPAGO hasta que ofrezcan una solución a la problemática”.

“El problema no solo es de Oaxaca sino de toda la Nación, por ello FUADO ya está en busca del apoyo de otras organizaciones de defraudados en otras entidades para fortalecer la exigencia”.

Actualmente el FUADO es la única organización que lleva un registro de por lo menos 55 mil ahorradores defraudados en el estado, como también estima que son cerca de 300 mil en todo el País, y tiene el reporte de más de 280 figuras que trabajan bajo el amparo de Cajas de Ahorro principalmente en el Istmo, la Mixteca y Valles Centrales, y contabilizado más de 6 mil millones de pesos en pérdidas patrimoniales en Oaxaca.

“Sabemos que FIPAGO tiene dinero suficiente para pagar al 100% de afectados no solo de Oaxaca sino de toda la República Mexicana, pero nadie conoce los procedimientos”, reclamó Mario Herrera.

Mario Enrique Herrera arremetió contra de la Comisión Nacional Bancaria, a la que señala como primer responsable de permitir la comisión de fraudes por parte de las Cajas que no ha querido visitar ni supervisar.